lunes, junio 24, 2024
spot_img
InicioCiencia¿Qué tan dañino es revisar el teléfono nada más levantarse?

¿Qué tan dañino es revisar el teléfono nada más levantarse?

Es una práctica muy común en nuestra modernidad que al poco tiempo de abrir los ojos en un nuevo día, lo primero que se observe sea la pantalla de un móvil. Ya sea para ojear los memes del día, un estado de WhatsApp, esos mensajes que se quedaron pendientes del día anterior o quizás simplemente ver qué tal le fue a una publicación en cuanto a número de “me gusta”, en tu página personal.

Sin embargo, esta práctica trae consigo consecuencias importantes a nuestra salud y deja ver que claramente hay un creciente problema de adicción a las redes sociales que poco a poco se ha ido normalizando.

¿Por qué no es sano?

Empezar el día con calma no es un hábito que se venga recomendando desde hace pocos años, desde hace tiempo se sabe que no es prudente despertarnos y abrazar el afán de las ocupaciones sin dar tiempo a la mente de siquiera llegar, por así decirlo, “al 100%”.

Pensadores muy influyentes recomendaban tomar un momento para reflexionar, tomar un respiro o incluso apreciar los pequeños detalles de un nuevo día, tal y como decía Marco Aurelio:

 — Marco Aurelio

Pero… ¿Por qué tanto hincapié en no lanzarse de lleno a la faena? Es muy probable que hayas experimentado en algún momento el olvidar por completo lo que te dijeron cuando estabas “entre dormido y despierto”, en una mañana cuando alguno de tus padres te dejo una serie de encomiendas antes de partir.

Ese momento de olvido no significa que estés experimentando serios problemas neurológicos sino que tu cerebro todavía no está lo suficientemente despierto como para asimilar información de la mejor manera. Si esto es así para algo tan simple como algunos minutos de instrucciones básicas, qué tal una ola de información como la que provee internet todos los días.

Un ciclo vicioso

Cynthia Hurtado, psicóloga especialista en neuropsicología y fundadora de NeuroFy dio a conocer a La Tercera que ver al estar ante una pantalla interactiva, el cerebro libera mucha dopamina, un neuroquímico que mide el placer en el cerebro. “Este órgano anhela la dopamina como un niño de ocho años anhela los dulces”. Por lo que estimulará la repetición de los comportamientos que llevaron a la liberación de dopamina en primer lugar.

Es curioso que el patrón sea muy parecido al de las drogas. Sería muy amarillista colocar el uso del teléfono inteligente en el mismo puesto que la heroína o el crack, pero esto no quiere decir que el problema en cuestión deba ser pasado por alto.

La comparación, el ladrón del gozo

Instagram suele ser descrito como el templo donde la vanidad y la envidia se cultivan día tras día. Y no es para menos, la cantidad de fotos retocadas, con sonrisas forzadas y mostrando una falsa realidad no son pocas.

Sin embargo, queda claro que el no compararse puede llegar a ser una tarea complicada cuando te bombardean de fotos de casas lujosas, matrimonios perfectos, hermosas graduaciones en maravillosas universidades, cuerpos de revista y personas mostrando talentos increíbles. Esto por no mencionar la absurda cantidad de discusiones en torno a nimiedades que se forman no solo en esa red social.

Hurtado dijo al respecto: Revisar las redes sociales, el correo electrónico o los mensajes inmediatamente después de despertar, dejas que las opiniones y las solicitudes de otras personas afecten e impacten tus procesos cognitivos.

Cambiar hábitos arraigados puede ser muy complicado, pero cuando se trata de la salud, vale la pena ser disciplinado y cambiar aquello que poco a poco hace mella en nuestra calidad de vida.

Gabriel
Gabriel
Con la vista puesta en un futuro mejor, del camino como llamaron a los primeros y en constante aprendizaje.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments