El cerebro de una rata sorprendió a los investigadores al lograr controlar un robot.

Un investigador Británico ha construido un robot sin microprocesadores que depende únicamente de las células cerebrales de un embrión de rata, logrando la revolución de muchas ideas de la ciencia y la robótica.

Kevin Warwick es el aclamado investigador cuyas labores consisten en realizar innovaciones en los implantes cerebrales, y el autor de poder crear un robot que es controlado por el cerebro de una rata.

Todo surgió a partir de desarrollar neuronas de ratas en una matriz de 128 electrodos y las utilizo para controlar un robot que está compuesto de dos ruedas con un sensor de sonido, con solo estas características el robot puede depender completamente de las células cerebrales del embrión de una rata.

Para que el robot empiece a funcionar, las neuronas embrionarias se separan, para después cultivarse en una matriz de electrodos. Al paso unos minutos, de las neuronas brotan tentáculos y empiezan a conectarse entre sí, para poder convertirse en dendritas interconectadas y axones.

Aproximadamente 100.000 neuronas pueden crecer en varios días en una malla densa. Al pasar una semana, el investigador Warwick inicio a pulsar los electrodos debajo de la malla neural, y así obtuvo como resultado un robot controlado por células cerebrales provenientes de un embrión de rata.  

Kevin Wawick desarrollo un robot que puede ser controlado a través de las neuronas de un roedor. Podemos pensar en robots como maquinas que pueden facilitar las tareas o trabajos en distintos ámbitos de la vida, pero Warwick los ha dotado con neuronas de un animal, que el día de mañana pudiera ser uno distinto al de los roedores.

Aqui te dejamos el video donde se muestra el como funciona y el como se llega a desplazar.

Queremos seguir creando cursos gratuitos en nuestro canal de YouTube. Solo te pedimos tu ayuda para crecer más. Suscríbete por favor. (Cursos, talleres y charlas gratis para ti).

mimi
Soy de ciudad Acuña Coahuila, estudio Ingeniería Mecatrónica en el Instituto Tecnologico Superior de Acuña, bailarina en la compañia de danza folklorica Yumari, voluntaria en el departamento de Juventud en la Cruz Roja Mexicana de mi ciudad y una amante de la tecnología. Anything is possible.

Últimos artículos

a

Publicasciones relaciodadas