jueves, febrero 29, 2024
spot_img
InicioTecnologíaCápsulas del tiempo: Qué son y qué tanto han cambiado en nuestra...

Cápsulas del tiempo: Qué son y qué tanto han cambiado en nuestra modernidad


Una cápsula del tiempo se define como un contenedor específica e intencionalmente lleno de elementos que buscan informar a las generaciones futuras sobre la vida durante el período en el que fue creada.

Estas cápsulas están diseñadas con el propósito de ser revisadas años más tarde, ofreciendo una nueva perspectiva sobre el pasado al resaltar aspectos que de otra manera podrían haber sido olvidados.

En términos generales, se atribuye la creación de este concepto a Thornwell Jacobs, quien se inspiró en las tumbas egipcias, consideradas como cápsulas del tiempo de su propia manera. Es probable que hayas participado en este ritual durante la infancia o como parte de un proyecto escolar, como llenar una caja de zapatos con recuerdos y enterrarla en el patio.

Este término también puede aplicarse de manera más amplia, como al describir un hogar que no ha cambiado su decoración en décadas y que representa una cápsula del tiempo de su propia época. Las cápsulas del tiempo podemos verlas incluso en películas ambientadas en universidades o preparatorias, en las que al terminar su ciclo, grupos de estudiantes arman su propia cápsula del tiempo para echarle un ojo en un futuro.

Cápsulas del tiempo más populares

Las cápsulas del tiempo de Westinghouse, inspiradas directamente por la creación de Jacobs, consisten en dos receptáculos con forma de bala, enterrados en 1939 y 1965 respectivamente. Ambos están programados para abrirse en el año 6939.

Estos recipientes fueron erigidos como atracciones para la Exposición Universal de New York en los años correspondientes a su entierro. La primera cápsula, sepultada en 1939, albergaba elementos como noticiarios, un diccionario, un paquete de cigarrillos, diversas variedades de semillas, así como azúcar y arroz.

Estos elementos fueron seleccionados con el propósito de reflejar la vida en los Estados Unidos durante el siglo XX. En contraste, la segunda cápsula, enterrada en 1965, se centraba más en artefactos de mérito científico.

Los discos de oro de Voyager también entran en esta lista, estas cápsulas del tiempo se encuentran “alojadas” en el espacio. Entre los contenidos de las dos sondas espaciales Voyager, lanzadas en 1977 como cápsulas del tiempo interestelares, se incluyen dos discos fonográficos.

Estos fueron concebidos con la finalidad de potencialmente alcanzar vida extraterrestre. La sonda Voyager 1 ostenta el título de ser el objeto creado por el ser humano más distante de la Tierra. Entre sus contenidos se encuentran pistas musicales, imágenes y sonidos de la naturaleza, un saludo grabado titulado “Saludo de los Niños del Planeta Tierra” e imágenes representativas del propio planeta.

Otra que ha sonado mucho es la de Disney, en concreto la que fue hecha en su parque temático Animal Kingdom. Un lugar en el que se hace énfasis en la importancia de la naturaleza, de la mano de la magia de las películas.

En este contexto, los empleados del lugar sepultaron una cápsula del tiempo con la intención de que sea desenterrada en la conmemoración del vigésimo quinto aniversario del parque, el cual tuvo lugar el pasado 22 de abril.


Lo descubierto dentro de la cápsula sorprendió a los espectadores, como se evidencia en un video de TikTok de Disney. En el interior del contenedor se hallaban dos disquetes que albergaban archivos y fotos del parque.

¿Cápsulas del tiempo digitales?

Es evidente que el acceso a una cápsula del tiempo de hierro con gas inerte está bastante limitado y que si se hace una de estas cápsulas en una cajita de cartón, al cabo de poco tiempo se degradaría y para cuando se desentierre es muy probable que las cosas que contenía no estén en muy buen estado. No obstante, existe una alternativa muy interesante, propia de nuestra era digital.

Se trata de almacenar en la nube información propia de tu presente, algunas cosas que pueden llegar a ser muy interesante son:

  • Fotos de tu época como estudiante.
  • Fotos de tus vacaciones
  • Artículos de revista interesantes (Ya sea escaneados o en documentos de texto).
  • Grabaciones de tus momentos más emotivos.
  • Carpetas con tus proyectos universitarios que más retadores fueron.

Una vez llena la “cápsula”, asegúrate de mantener al día tu plan de almacenamiento (en caso de pasar el límite gratuito) y guardar muy bien las credenciales de tu cuenta. Recuerda también que debes estar atento a los cambios en las políticas, pues en caso de que se reduzca la cantidad de gigas disponibles en el plan gratuito y lo estés usando, parte de tus datos podrían estar en riesgo.

Y como último paso, programa un recordatorio para que dentro de unos años, te avise que tienes pendiente echarle un ojo al pasado… ¡Recordar es vivir!

Gabriel
Gabriel
Con la vista puesta en un futuro mejor, del camino como llamaron a los primeros y en constante aprendizaje.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments