¿Realmente sirve de algo tapar tu Webcam?

Realmente sirve de algo tapar tu Webcam

Pocas personas saben que tener acceso al micrófono o webcam de sus dispositivos tecnológicos es sumamente fácil y sencillo, sobretodo en los ordenadores, ya que en muchos móviles se pide acceso a dicho servicio cuando utilizamos una aplicación que los necesite por primera vez, pero de igual manera podrían aprovecharse de dicho ‘permiso’ en una aplicación en la que confiaste anteriormente.

Los troyanos que se encargan de hacer este tipo de acciones son denominados ‘creepware‘, pero existen unos muchos más completos que también poseen esta característica dentro de su panel; pudiendo activar dichos dispositivos externos o internos sin consentimiento del usuario. La solución más radical sería desactivar la webcam o micrófono en el sistema operativo, el problema es que actualmente somos dependientes de la tecnología y muchas personas utilizan Skype, FaceTime o servicios similares para comunicarse a distancia. Por ello, la soluciones más efectivas sería tapar la webcam y deshabilitar el micrófono.

Tapar o no la webcam, he ahí el dilema

Según Chema Alonso, un experto en seguridad que ha repetido esta información desde hace algunos años, nos comenta que esta práctica no es habitual incluso entre usuarios que manejan el tema de seguridad informática. Los datos de una encuesta reciente indica que 1/3 de los expertos en la materia no tapan la webcam. De 100 personas encuestadas un 67% afirma que tapa su webcam, mientras que el 33% restante dio una respuesta negativa que sorprendió a la encuestadora, ya que se trataba de usuarios avanzados.

webcam

Los expertos que afirman no tapar su webcam han dado argumentos válidos, como podría ser un posible robo del dispositivo, ya que al tapar la webcam sería imposible tomar una fotografía con los programas especiales para estos casos, función que luego permitiría identificar a la persona con ayuda de los cuerpos de seguridad del Estado. Ciertamente ésta sería la desventaja de dicha solución, pero los usuarios son los que decidirán al final si proteger su privacidad, la idea es que por lo menos estén al tanto de que activar su webcam o micrófono remotamente es posible.

En caso de los dispositivos móviles, más del 90% de las personas encuestadas respondieron que no protegían ni ocultaban la cámara frontal de sus dispositivos. Sin embargo, el móvil se encuentra gran parte del tiempo dentro del bolsillo, bolso o simplemente reposado en una superficie plana donde el atacante tendría una visión que no pone en riesgo tu privacidad.

Aunque la utilización de una ‘pegatina‘ o ‘calcomanía‘ podría ser una solución sencilla para tapar las cámaras, también es posible conseguir productos en el mercado con dicho propósito, disponibles para móviles, tablets, portátiles y cualquier otro dispositivo que posea una webcam. En el caso de ordenadores de mesa, el remedio sería desconectar dichos dispositivos, pero en los portátiles la solución definitiva sería deshabilitar la webcam mediante el BIOS.

Si hablamos de cómo evitar la utilización del micrófono, la solución sería la misma que la webcam para ordenadores de mesa y portátiles, pero en el caso del móvil los usuarios no tendrían a su alcance la posibilidad de desactivar dicho servicio, siendo un grave problema que esperemos pueda solucionarse en un futuro cercano.

Descargar este artículo en PDF

Lo sentimos, esta opción solo está disponible para los socios. Más información de nuestro grupo de socios.


Manuel Landaeta on FacebookManuel Landaeta on Twitter
Manuel Landaeta
Detesto escribir sobre mí, nunca se me ocurre nada. Me encanta leer sobre temas de mi interés (puedo pasar todo el día haciéndolo), saturar mi mente de información, aprender algo nuevo todos los días y escribirles artículos de una manera diferente.

Déjanos un comentario: