Ya no es un sueño: Silicon Valley esta dando el primer paso para crear vehículos voladores.

Kitty Hawk es el proyecto en el que se ha metido Larry Page, uno de los fundadores de Google.

Se trata del Kitty Hawk, un primer paso para crear automóviles voladores reales, que puedan usarse por cualquier persona, ya que ese vehículo podrá comenzar a venderse a finales de este mismo año.

Las pruebas del Kitty Hawk se realizaron en un lago cerca de San Francisco, según informa el New York Times. Se trata de un vehículo ligero que puede volar por encima del agua, a poca altura, y descender lentamente para flotar sobre el lago en cualquier momento. Cuenta con ocho rotores, y se alimenta con energía eléctrica.

Al tratarse de una aeronave ultraligera, no requiere una licencia de piloto según las leyes de Estados Unidos, pero solo puede usarse en zonas con poca población. El precio aún no se ha definido, pero los primeros compradores serán personas de área rural, nada de ver esta moto-drone voladora en las ciudades.

De momento ya ofrecen una tarifa única de 100 dólares para convertirse en “Flyer Discovery Member”, que proporcionará acceso al Kitty Hawk antes de su lanzamiento, incluyendo un simulador de vuelo y demostraciones. Los miembros tendrán un descuento de 2.000 dólares en el precio de venta, por lo que puedes imaginar que no hablamos de nada barato.

Aunque está diseñado para los aficionados y el uso recreativo, la empresa sigue teniendo como objetivo construir coches voladores.

Descargar este artículo en PDF

Lo sentimos, esta opción solo está disponible para los socios. Más información de nuestro grupo de socios.


Jesus Ocaña on EmailJesus Ocaña on FacebookJesus Ocaña on InstagramJesus Ocaña on Twitter
Jesus Ocaña
Soy estudiante de Ing. en Tecnologías de la informacion y comunicación, me gusta mucho los temas de tecnología y aprender algo nuevo cada día.

Déjanos un comentario:

Deja un comentario