El disco duro más pequeño del mundo, del tamaño de un átomo. Según IBM Research.

IBM continúa liderando algunos de los avances más sorprendentes de nuestro tiempo: el gigante azul acaba de anunciar que ya ha sido capaz de almacenar un bit de datos en un imán de un solo átomo.

IBM confirma su logro, pues la compañía ha sido capaz de archivar un bit de datos en un imán de un solo átomo, tal y como se detallaba en profundidad en este artículo de la revista Nature.

Teniendo en cuenta que los discos duros de la actualidad precisan alrededor de 100.000 átomos para almacenar ese bit de información, este supone un paso de gigante en la investigación por lograr formas más potentes de almacenamiento, que podrán abrir todo un universo de opciones.

Para crear su pequeño imán, el equipo utilizó un microscopio de túnel de exploración para manipular los átomos de holmio colocados en una placa de óxido de magnesio (para mantener los polos magnéticos estables).

El secreto de este diseño reside en el holmio, un metal que es paramagnético, pero a medida que la temperatura disminuye se convierte en antiferromagnético y luego al sistema ferromagnético.

El este elemento fue seleccionado por su potente campo magnético creado por una gran cantidad de electrones no emparejados. Los electrones y su proximidad a su núcleo proporcionan a cada átomo más estabilidad de lo normal y permiten que se use para almacenar un solo bit de datos. Según los investigadores:

Para demostrar la lectura y la escritura independientes construimos una estructura a escala atómica con dos bits Ho, a la que escribimos los cuatro estados posibles. La alta estabilidad magnética combinada con lecturas y escrituras eléctricas muestra que la memoria magnética de átomo único es posible. No sólo se puede almacenar información (un bit por átomo), sino que de la investigación se ha extraído que es legible y se puede reescribir la información de forma relativamente sencilla.

Aplicando una corriente eléctrica a la sonda del microscopio se pudo cambiar la orientación magnética del átomo entre dos estados, lo que, según el equipo, podría utilizarse para representar estados de encendido/apagado para un solo bit de datos. Para leer el estado, el equipo midió la corriente magnética que pasa a través del átomo. El equipo observa también que el estado de varios átomos podría ser leído o escrito cuando los átomos estuvieran tan cerca como un solo nanómetro aparte.

No será hasta dentro de bastantes años cuando podamos ver implicaciones comerciales de este descubrimiento, que por el momento no está pesado para implementarlo en los equipos domésticos, pero se trata de gran noticia ante una innovadora tecnología de almacenamiento.

Descargar este artículo en PDF

Lo sentimos, esta opción solo está disponible para los socios. Más información de nuestro grupo de socios.


Jesus Ocaña on EmailJesus Ocaña on FacebookJesus Ocaña on InstagramJesus Ocaña on Twitter
Jesus Ocaña

Soy estudiante de Ing. en Tecnologías de la informacion y comunicación, me gusta mucho los temas de tecnología y aprender algo nuevo cada día.


Déjanos un comentario: