72 millones de dólares de recompenza a su ayuntamiento es lo que ofrece James Howells por dejarle buscar el disco duro con bitcoines que perdió en un basurero

Un Hombre de ciudad británica de Newport llamado James Howells se presento ante sus autoridades locales pidiendo le permitieran buscar en el basurero municipal un disco duro desecho por equivocación en 2013, este disco duro solo contenía bitcoines que haciendo cálculos, a la fecha tendrían un valor de 210 millones de libras (288 millones de dólares).

James comenta que el fue una de las primeras seis personas que corrió y minó Bitcoin. Él minó con su máquina conectada con el creador de Bitcoin – ‘Satoshi Nakamoto’.

Todo ocurrió en el 2013, cuando James Howells, ingeniero informático de 35 años, hacia limpieza en su casa y poco después se percato que había tirado el disco duro con 7.500 bitcoines en lugar de otro vacío.

La valoración en ese momento era de aproximadamente 10 millones de dólares y, en diciembre de 2017, esa valoración había aumentado a 175 millones de dólares.

El ayuntamiento le negó la solicitud , Howells ahora ofrece el 25 %, o 72 millones de dólares, al concejo en caso de que logre recuperar lo perdido.

El disco duro perdido también contiene «la dirección IP real de satoshi, así como el archivo de la cartera».

“Quisiera la oportunidad de sentarme con las personas que toman decisiones y presentarles un plan de acción”, Howells comentó a South Wales Argus señalando que cuenta con el apoyo de un fondo de cobertura preparado para proporcionar financiación para el proyecto.

Howell explica que en 2013 un contenedor de basura, al llenarse, recibe un número de serie antes de ser trasladado a una fosa y enterrado. También se le fija una referencia de cuadrícula.

Asegura: “Así que yo podría acceder el registro del vertedero, identificar la semana en que boté el disco duro, identificar el número de serie del contenedor y luego el lugar de referencia de cuadrícula”.

Howells asegura que independientemente de los años transcurridos, aún es posible recuperar los datos. “La carcasa podría estar oxidada, pero es posible que el disco en el interior donde se almacenan los datos todavía funcione”, precisó.

Aclaro que mientras más pase el tiempo, las posibilidades de poder recuperar la información se reduce.

El Ayuntamiento de Newport han señalado que “el costo de la excavación, el almacenaje y tratamiento de los desechos podrían implicar millones de libras, sin dar garantías de éxito.

Además, desde la institución señalan que la extracción no es posible según las licencias vigentes y que la propia actividad podría tener un grave impacto medioambiental en la zona, motivos por los que aseguran no poder ayudarle.

La historia no es única – Campbell Simpson, el editor de Gizmodo Australia, dice que tiró un disco duro en 2012 que tenía 1.400 Bitcoin en él.

A pesar del enorme revés de Howell, sigue involucrado con Bitcoins y ha apoyado BitcoinCash en la versión Bitcoincore.

Howell también lidera un equipo de desarrollo que recientemente ha lanzado un dispositivo de punto de venta para que los comerciantes acepten pagos de criptomoneda en tienda por productos comprados, similar a un chip y un dispositivo de pago PIN.

Ernesto Mota
Nací en el d.f., sigo siendo defeño, hoy radico en la hermosa ciudad de Cuernavaca, Morelos, soy Ing. en Sistemas computacionales, con un posgrado en Tecnologías de información, Doctorando en ambientes virtuales de aprendizaje y realidad aumentada, Tecnólogo es mi categoría laboral, y mi linea de investigación es la realidad aumentada aplicada a nuevos entornos de aprendizaje.

Últimos artículos

a

Publicasciones relaciodadas

VER TODOS LOS CURSOS