Nace Startical: la constelación satelital del espacio aéreo

Dos empresas españoles de las comunicaciones han convenido para incrementar su presencia en la carrera espacial y echar a andar una iniciativa disruptiva sin precedentes. Se trata de un proyecto denominado STARTICAL, que dará lugar a una constelación satelital para mejorar las comunicaciones y la seguridad del espacio aéreo en las zonas oceánicas y más alejadas.

INDRA, líder tecnológico, experto en desarrollo de sistemas del tráfico aéreo, y ENAIRE, gestor nacional de navegación aérea, cuarto en Europa y uno de los diez más importantes a nivel mundial, han creado una nueva sociedad mercantil que tiene como objetivo poner unos 200 pequeños satélites en la órbita baja para mejorar la vigilancia y la comunicación con las aeronaves.


Como explica el director general de Startical, Fernando García Martínez-Peñalver, “Cuando sales de las áreas continentales no existe cobertura radar es decir, no hay comunicación y, por lo tanto, los aviones tienen que navegar fuera de un espacio de control con medidas de seguridad muy específicas, y Startical viene a cubrir ese hueco.”

Un reto tecnológico

Los nanosatélites serán renovados cada cinco años y su tecnología se irá actualizando. Según Gonzalo Alonso Pacheco, jefe de la división comercial y de desarrollo de negocio internacional de ENAIRE, “Se trata de un importante reto tecnológico, totalmente rompedor y disruptivo. Llevaremos a las zonas oceánicas la misma capacidad de servicio que damos al área continental, y esta constelación de satélites permitirá usar la franja más demandada por las compañías aéreas, que es la más beneficiosa y más eficiente para el medio ambiente”.

“Aspiramos a que el satélite se mueva entorno a los 20 kilos de tamaño, es decir, hablamos de algo pequeño, con coste acotado, pero capaz de incorporar toda la tecnología y los elementos que puedes tener ahora mismos en el sistema”, detalle Fernando García.

Sin basura espacial

No habrá ningún problema en cuanto a que Startical genere basura espacial su director general afirma que porque “los sistemas se han diseñado siguiendo las normativas promovidas por la ONU. Para que puedan salir de su órbita se hacen chocar estos satélites contra capas inferiores de la atmósfera, y así las partículas adquieren el tamaño del polvo, impidiendo que se genere basura”.

Este proyecto esta programado en dos fases: la primera, que irá de 2021 a 2023 y la segunda, que concluirá en 2027 con el despliegue de la constelación satelital completa. Gonzalo Alonso asegura que “este proyecto es casi una cuestión de supervivencia, o lo haces tú o te lo hacen. Es una aventura apasionante, las perspectivas son buenas y esperamos poder dar esos servicios a partir de 2027.

Queremos seguir creando cursos gratuitos en nuestro canal de YouTube. Solo te pedimos tu ayuda para crecer más. Suscríbete por favor. (Cursos, talleres y charlas gratis para ti).

Ernesto Mota
Nací en el d.f., sigo siendo defeño, hoy radico en la hermosa ciudad de Cuernavaca, Morelos, soy Ing. en Sistemas computacionales, con un posgrado en Tecnologías de información, Doctorando en ambientes virtuales de aprendizaje y realidad aumentada, Tecnólogo es mi categoría laboral, y mi linea de investigación es la realidad aumentada aplicada a nuevos entornos de aprendizaje.

Últimos artículos

a

Publicasciones relaciodadas