¿Por qué no se pueden tener sexo en el espacio?

«Ahí arriba nadie puede oír tus gritos», así decía el eslogan de la película ‘Alien’. Ni tampoco tus orgasmos. La ciencia estudia cómo abordar la sexualidad en naves espaciales 1

Bien sabemos que masturbarse o tener relaciones sexuales son una necesidad humana y por lo tanto son actividades sanas, pero en el espacio esta actividad pueden llegar a ser una verdadera odisea.

Este tema continúa siendo un tema tabú por parte de las agencias espaciales, en un futuro, los astronautas deberán pasar mayor tiempo en el espacio, y ahora con la nueva modalidad de turismo espacial promovida por los multimillonarios recientemente augura también este tipo de estancias para parte de la población civil. Por tal motivo, debemos aceptar y entender el tema de la sexualidad y solucionar algunos de los principales obstáculos físicos para poder tener intimidad en el espacio.

Los pocos experimentos que se han realizado sobre el sexo en el espacio han sido en animales, no en humanos. «Necesitamos saber más sobre la sexualidad en el espacio si nos tomamos en serio los vuelos espaciales de larga duración», dice Paul Root Wolpe, ex bioético de la NASA.2

De acuerdo a un informe de investigadores de Erobotics Research Consulting y la marca We-Vibe, los principales obstáculos a solucionar son tres y que aún no han sido abordados en totalidad por la comunidad científica:

Falta de gravedad

La gravedad cero y la microgravedad son una de las mayores dificultades en la vida espacial. “Cuando no se cuenta con la suficiente gravedad, los cuerpos no se atraen entre sí, y el contacto entre los cuerpos requeriría un esfuerzo adicional. La fricción limitada por la misma gravedad por la dificultad de movimiento reduciría las posibilidades de placer”, se explica en el informe.

Falta de privacidad

Este punto es muy obvio, y a la vez es uno obstáculo muy difícil de resolver por el espacio tan limitado que existen en las capsulas espaciales muy pequeñas y con una falta de intimidad prácticamente total. En estos entornos tan claustrofóbicos – y en ocasiones muy silenciosos, mantener relaciones sexuales o incluso masturbarse en privado puede ser una tarea muy complicada de llevar a cabo.

Higiene personal y eliminación de líquidos

“Los fluidos corporales, liberados en la eyaculación, por la misma gravedad cero flotarían en el ambiente por lo tanto deben ser contenidos para evitar tal acción. Esta condición exige un rígido código de higiene a los astronautas para mantener el ambiente libre de contaminantes tan exigente que se debe de tener en este tipo de espacios y reducir al mínimo el desperdicio de recursos como papel sanitario”, explica el informe.

El sexo en el espacio debe dejar de ser un tema tabú

“Abordar las cuestiones de la sexualidad humana desde una perspectiva positiva, científica, empática e inclusiva es fundamental para nuestra salud, bienestar y el éxito de nuestra vida extraterrestre. Especialmente, es necesario recordar que: la salud sexual es salud; los derechos sexuales son derechos humanos; la sexualidad significa diversidad; el placer es divertido e importante”.

MI, 1, 2

Queremos seguir creando cursos gratuitos en nuestro canal de YouTube. Solo te pedimos tu ayuda para crecer más. Suscríbete por favor. (Cursos, talleres y charlas gratis para ti).

Ernesto Mota
Ernesto Mota
Nací en el d.f., sigo siendo defeño, hoy radico en la hermosa ciudad de Cuernavaca, Morelos, soy Ing. en Sistemas computacionales, con un posgrado en Tecnologías de información, Doctorando en ambientes virtuales de aprendizaje y realidad aumentada, Tecnólogo es mi categoría laboral, y mi linea de investigación es la realidad aumentada aplicada a nuevos entornos de aprendizaje.

Últimos artículos

a

Publicasciones relaciodadas

CURSOS PROFESIONALES DE TECNOLOGÍA VER CURSOS
¿Quieres ganar una membresía anual? ¡Claro!