Matemáticas para detectar fake news en Twitter.

El término fake news (noticias falsas) se ha popularizado en los últimos años, debido sobre todo al impacto que las campañas de desinformación en la red han tenido en diversos acontecimientos políticos y sociales, como es el caso de la campaña electoral de 2016 en los Estados Unidos del cual se basa este estudio.

Este fenómeno, y principalmente las preocupaciones sobre cómo los agentes podrían actuar estratégicamente para influir en las creencias y percepciones de las personas, aparece cada vez que surge un nuevo avance tecnológico en las comunicaciones.

Uso de las redes sociales

La reciente explosión en el uso de sitios de redes sociales para obtener ganancias pecuniarias de historias sensacionalistas o influir estratégicamente en campañas políticas, ha puesto de relieve la necesidad de comprender mejor cómo se crea la información errónea, cómo se difunde en las redes sociales y cómo se puede ver,

La mayoría de los esfuerzos para comprender los fenómenos y desarrollar soluciones sugieren que los prejuicios humanos pueden fomentar la difusión de información errónea. Sin embargo, y a pesar de haber identificado incentivos perversos en la difusión de información en otras formas de medios electrónicos, se ha prestado poca atención a cómo se genera y se propaga la información errónea en las redes sociales en línea.

Investigadores de la Universidad de Granada

Los investigadores Miguel Molina Solana y Juan Gómez Romero, del departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Granada (UGR), en conjunto con varios colaboradores del Imperial College de Londres, presentaron un estudio sobre el uso de técnicas de inteligencia artificial para detectar estas noticias falsas en Twitter, dicho trabajo analiza matemáticamente qué características presentan los tuits que contienen información falsa, y propone un sistema informático para detección las fake news.

El enfoque que presenta esta investigación es diferente a las aproximaciones periodísticas habituales de fact checking, que requieren un ingente trabajo de verificación de datos y revisión de hemeroteca. Aunque la inteligencia artificial puede ayudar en esta tarea, Molina señala que “analizar el contenido de los tuits de forma automática es muy complicado, ya que requiere estudiar si el autor está simplemente siendo irónico o realmente está intentando hacer pasar una noticia falsa como verdadera”.

Las mayúsculas e iconos son clave

Los investigadores además de utilizar el contenido del tuit, decidieron usar los datos disponibles sobre el mismo y sobre su autor, es decir, los metadatos, como por ejemplo el número de seguidores en el momento de publicar, la fecha de registro en la red social o la cantidad de mayúsculas e iconos utilizados.

La proporción de cuenta verificada es mucho más débil para los tweets que contienen información errónea que para otros tweets, lo que sugiere que la información errónea tiende a ser creada por personas más “anónimas”.

“Los experimentos han mostrado que los usuarios que distribuyen información falsa de manera intencionada tienen un comportamiento diferente a los demás”, y añade que “este comportamiento anómalo se manifiesta a través de propiedades fácilmente medibles, como el número de contactos o de tuits marcados como favoritos del autor”.

Palabras más recurrentes en los tweets (single y bigram).

Estas características pueden usarse para ayudar en la identificación automática de noticias potencialmente falsas. La investigación también revela que las fake news suelen incluir información más polarizada, novedosa e impactante con el propósito de atraer la atención del lector.

Frecuencia de aparición de los hashtags más utilizados en tweets que contienen información errónea (rojo) y que no los contienen (azul).

El trabajo utiliza datos de Twitter sobre las elecciones presidenciales de 2016 en EEUU recopilados por los propios autores. Los hallazgos de la investigación han sido también presentados en la conferencia Truth and Trust Online (TTO), celebrada recientemente en Londres y organizada, entre otros, por Twitter, Facebook y la Universidad de Cambridge.

Fuente: IEEE


Aprende a programar de manera profesional en Azul School.

Los cursos que ves a continuación salen en enero, por el momento puedes disfrutar del curso de C++ y SQL. Te regalamos un cupón con una promoción sorpresa por pre-apertura (válido sólo para las primeras 10 personas): descuentoAW

Con la membresía tienes acceso a TODOS LOS CURSOS y a una Red Social de Programadores


Canal en Telegram de Azul Web

Te recomendamos seguirnos en nuestras redes para estar al tanto de noticias, cursos gratuitos y memes: Clic aquí para seguirnos en Facebook | Clic aquí para seguirnos en Instagram | Clic aquí para seguirnos en YouTube.

Descargar este artículo en PDF

Lo sentimos, esta opción solo está disponible para los socios. Más información de nuestro grupo de socios.

Ernesto Mota on EmailErnesto Mota on FacebookErnesto Mota on LinkedinErnesto Mota on Twitter
Ernesto Mota
Nací en el d.f., sigo siendo defeño, hoy radico en la hermosa ciudad de Cuernavaca, Morelos, soy Ing. en Sistemas computacionales, con un posgrado en Tecnologías de información, Doctorando en ambientes virtuales de aprendizaje y realidad aumentada, Tecnólogo es mi categoría laboral, y mi linea de investigación es la realidad aumentada aplicada a nuevos entornos de aprendizaje.

Déjanos un comentario:

Deja un comentario

LO MAS HOT DE AZUL WEB

Conoce esta red social de programadores, el lugar perfecto para aprender a programar.