Atrapan a un estafador gracias a las fuentes de Microsoft.

El canadiense Gerals McGoey fue juzgado por haber falsificado documentos en un intento de proteger ciertos activos de los prodecimientos de banca rota, esto porque los documentos que utilizaron tiene las fuentes «C» de Microsoft que no estuvieron disponibles hasta 2007.

Esto hubiera estado bien si no fuera por el detalle menor de que los documentos estaban fechados en 2004 y 1995. McGoey fue CEO de Look Communications cuando colapsó y lo dejó en bancarrota. La compañia fue liquidada y se le ordenó a McGoey pagar $5.6 millones a los acreedores.

McGoey afirmó que los bienes en cuestión, las casas, en éste caso, fueron mantenidos en fideicomiso por su esposa y tres hijos y, por lo tanto, fuera del alcance de los tribunales. Para probar ésto, presentó dos documentos firmados. Desafortunadamente para él, había creado los documentos utilizando tipos de letra que no existían en el momento de la supuesta creación de los documentos.

El primer documento fiduciario fue fechado en 1995 y utilizó la fuente Cambria. EL segundo. fechado en 2004, utiliza Calibri.

Cambria se diseñó en 2004, mientras que Calibri fue entre 2002 y 2004. Pero ninguno de los dos se generalizó hasta 2007, cuando se combinaron con Windows Vista y Office 2007. Ese software incluía siete fuentes diferentes con nombres que comienzan con «C»: las «C fonts»—Están optimizados para el antialiasing de ClearType. Con su lanzamiento, Microsoft cambió la fuente predeterminada de Word del venerable Times New Roman a Calibri. El uso de las nuevas fuentes revela al instante que un documento no se escribió en ningún momento antes de 2007.

Esta no es la primera vez que el cambio de Microsoft atrapa a los estafadores. En 2017, la familia del ex primer ministro pakistaní Nawaz Sharif produjo documentos falsificados para justificar la gran fortuna que Sharif había acumulado. La hija Maryam Sharif presentó un documento firmado con fecha de 2006, pero cometió el mismo error que McGoey: usó Calibri.

Y antes de eso, en 2012 el gobierno turco se basó en documentos escritos en Calibri y otras fuentes en C para demostrar que unas 300 personas participaron en un intento de golpe de estado. Único problema? Los documentos estaban fechados en 2003. Aunque el engaño fue señalado en la corte, fue en vano, y los acusados ​​fueron declarados culpables de todos modos.

Fuente: Canadian fraudster foiled because he used the wrong font.


¿Quieres aprender a programar de manera profesional?

 

Te invitamos a formar parte de Azul School donde vas a tener acceso a cursos profesionales con certificado. Además tienes acceso a una red social de programadores donde puedes conocer gente de tu ciudad o país.

 

Si quieres acceder a todas las funciones te regalamos un descuento del 75% usando este cupón (no vas a encontrar este descuento en ningún otro lugar) Cupón: azulweb y lo puedes cambiar aquí: Haz clic aquí para cambiar el cupón del 75%.

 

También puedes probar la plataforma de forma gratuita y obtener un curso gratuito aquí: Haz clic aquí para probar la plataforma de forma gratuita.


Marlene Rojas

Marlene Rojas

Ing. en Sistemas Computacionales. Me gusta estar informada de todo lo que tenga que ver con ciencia y tecnología y me interesa todo aquello que involucre un nuevo aprendizaje.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.